Con la reciente aprobación de la modificación del CTE por el Real  Decreto  732/2019, se ha dado un paso más hacia la reducción del consumo energético en los edificios.
Si bien las exigencias en cuanto a hermeticidad quedan bastante por debajo de lo que hubiera sido deseable, sin embargo, nos pone en un camino sin retorno hacia la máxima eficiencia, además de contribuir a la protección de nuestra salud, especialmente valorada por nuestra sociedad, aún más si cabe en estos últimos meses.
pro clima con su incesante investigación y desarrollo de productos y sistemas, aporta soluciones para poder cumplir, tanto con las nuevas exigencias del CTE como con las exigencias de otros estándares más exigentes como es el estándar Passivhaus.
Para conseguir la máxima eficiencia energética y al mismo tiempo el máximo grado de salubridad, pro clima desarrolla sus productos con materiales libres de emisiones nocivas y con las máximas exigencias para contribuir a una edificación saludable.