El Sistema REDDry de ROCKWOOL es una solución de aislamiento de trasdosado PYL para fachadas por el interior, que da respuesta a las más altas exigencias normativas, y está especialmente indicado para la construcción con criterios de consumo de energía casi nulo o que quieren construirse con criterios pasivos. El sistema se compone de un panel semirrígido no revestido de lana de roca volcánica, transformado con un mecanizado en forma de ranura longitudinal que facilita la colocación y el encaje del aislamiento en el montante vertical de la estructura auxiliar del trasdosado.  
Gracias al exclusivo diseño del aislamiento de lana de roca del Sistema REDDry, permite tratar los puentes térmicos de la estructura autoportante con 1 único panel, proporcionando excelentes prestaciones térmicas y acústicas, garantizando máximo confort, eficiencia y ahorro energético. El Sistema REDDry garantiza una instalación fácil y rápida, lo que permite un importante ahorro en costes y tiempos de instalación. El panel de lana de roca REDDry confiere estabilidad a la solución de trasdosado. Tiene un corte longitudinal en forma de ranura de 40 mm, que facilita la colocación y el encaje del aislamiento en el montante vertical de la estructura auxiliar del trasdosado. El espesor restante del panel romperá el puente térmico provocado por los montantes verticales. Es un producto no hidrófilo, inorgánico y dimensionalmente estable que no se cae, pliega o deforma con el paso de los años, garantizando las prestaciones de la solución durante toda su vida útil.
Se trata de una solución aplicable tanto en residenciales de obra nueva o rehabilitación, como en edificios públicos como hoteles, hospitales y centros educativos, cuya fachada no permite ser aislada por el exterior. Asimismo, el Sistema REDDry resulta idóneo para la rehabilitación energética de viviendas situadas en edificios plurifamiliares.
Link a la sección del Sistema REDDry: https://bit.ly/31Gr7Yr