La vivienda, proyectada por el estudio de arquitectura Sergi Gargallo, se encuentra en una zona de nuevo desarrollo urbanístico de Sitges, rodeada por el parque natural del Garraf. El proyecto se resuelve aplicando criterios de construcción Passivhaus. En este sentido, la vivienda se ha convertido en la primera en obtener la certificación Passivhaus Plus de Cataluña, con un consumo anual total de 28,75 kw/h m², que corresponde a un consumo medio mensual total de 45 € al mes aproximadamente. 
A las ventajas reconocidas de elevado confort interior y baja demanda energética de una vivienda Passivhaus Classic, en el caso de la categoría Plus hay que sumar la limitación de consumo de energía primaria renovable y la generación de energía fotovoltaica. 
En este sentido, la certificación Passivhaus Plus complementa los requisitos de una vivienda Passivhaus Classic reduciendo de 60 a 45 kWh/m² al año la energía primaria renovable y generando un mínimo de 60 kWh/m² al año de energía renovable. La vivienda mejora estos parámetros, con una demanda de energía primaria de tan solo 41,20 kWh/m² al año y una generación de energía renovable de 75,17 kWh/m² al año. Tras la monitorización real de la vivienda, los valores de demanda de energía han sido incluso inferiores a los previstos.
La vivienda dispone de ventilación mecánica de doble flujo con recuperador de calor Zehnder ComfoAirQ 350 ERV, que asegura una excelente calidad del aire interior. Los sistemas de ventilación con recuperador entálpico recuperan la energía del aire de expulsión y la transfieren al aire de impulsión, manteniendo una humedad constante del 60%.