El estándar de construcción Passivhaus cumple con los criterios de edificio de consumo casi nulo que será de obligado cumplimiento próximamente en Europa. En nuestra región, este estándar puede suponer un ahorro energético de hasta el 90% en la factura de calefacción respecto a la construcción tradicional.

La casa pasiva “El Plantío”,  está situada en la localidad de Carrión de los Condes, Palencia y ha sido la primera vivienda en conseguir dicho certificado. Solo el certificado emitido por una auditoría externa garantiza un consumo energético minúsculo y, lo que es más importante, un confort y salubridad interior del hogar excepcional. El coste adicional estimado por el promotor de esta vivienda fue de un 5 % respecto al proyecto inicial según CTE.

Con la adición de esta vivienda, España ya cuenta con  22 viviendas certificadas. Sin embargo, el número de viviendas construidas bajo estos criterios va en aumento exponencial y son ya varios los proyectos en diseño o ejecución que serán certificados este año en nuestra comunidad.

¿Cómo se consigue el máximo confort con el mínimo gasto energético?
1_Orientación óptima del edificio y aprovechar así al máximo las ganancias solares.
2_Dotar a la vivienda de un gran aislamiento en cubierta y muros.
3_Consiguiendo una excepcional estanqueidad al aire de la envolvente del edificio.
4_Disponer de un sistema ventilación mecánico con recuperación de calor de alta eficiencia.
5_Instalar correctamente ventanas y puertas de altas prestaciones.
6_Eliminando en la medida de lo posible los puentes térmicos
    
El certificar una vivienda construida bajo este estándar es algo opcional, pues un edificio puede cumplir perfectamente estas premisas y no certificarse.
No obstante,  el certificar una vivienda Passivhaus es la máxima garantía para el cliente de que el diseño, la ejecución y el comportamiento térmico es el correcto.
En este caso, la experimentada empresa burgalesa Zero Energy, pionera nacional en proyectos Passivhaus, fue la ingeniería que desarrolló y controló íntegramente el proyecto.

Una casa de madera industrializada
Esta primera Casa Pasiva Certificada de Castilla y León ha sido fabricada por la empresa  Palentina Medgón Passivhaus. Con más de una veintena de proyectos Passivhaus en su haber, la empresa es especialista en la industrialización de viviendas con estructura de madera. Las principales ventajas de la industrialización son la optimización de recursos tanto materiales como humanos, más seguridad para los trabajadores, reducción de tiempos de ejecución, mayor control de calidad y reducción de residuos generados en obra.

Además de viviendas unifamiliares, también se puede fabricar con  estructura de madera e industrializar otra tipología de edificios como hoteles, colegios, plurifamiliares en altura, centros comerciales o residencias de ancianos y todos ellos con la posibilidad de cumplir el standard Passivhaus.

Enlaces y vínculos:
Empresa construtora: www.medgon.com
Plataforma de Efificación Passivhaus : www.plataforma-pep.org   
Ingeniería: www.zelab.es