La presidenta Uxue Barkos y el vicepresidente del banco público europeo, Román Escolano, rubricaron la financiación de 40 millones en el Plan Navarra Social Housing, activado por Nasuvinsa para promocionar el alquiler en edificios Passivhaus, una operación con apenas precedentes en Europa.
Durante el acto protocolario, Barkos destacó el apoyo que este acuerdo supone “a una política audaz para girar la mirada hacia las necesidades sociales y transformar una realidad desgraciadamente demasiado condicionada durante estos últimos años por la cultura desarrollista del ladrillo”.
La Marca Navarra ha encontrado motivo de orgullo ante toda la Unión Europea: la construcción de 524 VPO regidas bajo el estándar Passivhaus, y destinadas a alquileres sociales.