Como todos sabéis, entre los días 8 y 10 de junio se celebraron los días de puertas abiertas VERANO PASSIV 2018.
Se abrieron al público 11 viviendas: Casa EntreEncinas, Casa Farhaus AF1, Casa "Sol y Viento" en Mijas, Yellow House, Casa Ladeira, Casa Arboretum, Vivienda unifamiliar en San Mateo de Gállego, Rehabilitación y Ampliación del Palacio de Congresos Europa, Unifamiliar Passivhaus en Triufé, Casa Miraflores, Vivienda en Gironella.
Los propietarios y usuarios que se decidieron a abrir sus casas coinciden en que los asistentes se mostraron muy interesados.
- Al Palacio de Congresos Europa acudieron tres asistentes. Todos ellos técnicos interesados en la materia para aplicarla a su trabajo.
- A la vivienda unifamiliar en San Mateo de Gállego acudieron quince participantes más todo el equipo técnico, Metro 7 (constructor) y Casas Carpintería (Carpintería Weru).
Los asistentes se mostraron muy interesados y valoraron el hecho de experimentar de primera mano los beneficios que ofrece el estándar Passivhaus y comprobar el confort térmico de la vivienda, así como conocer las impresiones del propietario el cual se encuentra muy satisfecho de haber apostado por este tipo de construcción. Se aprovechó la jornada para entregarle al propietario la Placa que distingue a la vivienda como Vivienda Pasiva certificada por el Passivhaus Institut.
- A la Casa EntreEncinas acudieron veintiuna personas adultas y cinco niños.  Sólo hubo dos técnicos, los demás eran personas interesadas por las casas de consumo casi nulo y por el estándar.
El interés fundamental era ver in situ la Ventilación Mecánica del Passivhaus, y el confort de la casa, preguntar sobre los materiales y sobre el coste y el mantenimiento.
Como siempre ha sido una experiencia muy agradable, recomendable y repetible.
-A la Casa "Sol y Viento" acudieron seis personas en total. Todos muy interesados y han recalcado la importancia de ver las casas pasivas realizadas.
-A la casa Unifamiliar passivhaus en Triufé acudieron treinta y cuatro personas. Técnicos y público en general.
La vivienda se encontraba en fase avanzada de obra, lo que permitió ver las tripas de las instalaciones y las interioridades de la construcción pasiva. Incluso tuvieron ocasión de realizar un test blowerdoor, replicando el que se había realizado un par de días antes, y que arrojó un fantástico resultado de 0.33ren/hora, con todos los pasos de instalaciones a través de la envolvente ya ejecutados.
Una de las cosas que más sorprendió a los asistentes fue el extraordinario confort dentro de la improvisada aula que se confecciono en el salón de la vivienda. A pesar de que las condiciones exteriores eran casi de invierno, con temperaturas nocturnas de 4-5ºC, dentro de la vivienda, sin los sistemas en funcionamiento, sin el aislamiento de los trasdosados y sin aporte solar exterior, la casa se mantenía sin problemas entre 18-19ºC.
-A Yellow House acudieron siete personas.
En esta ocasión acudieron más técnicos, que conocían el estándar y que estaban interesados en realizar una obra PH.
Se generaron muchas cuestiones y controversias con el estándar Passivhaus, circunstancia que les  sirvió para debatir y explicar los conceptos generales.
Los visitantes acabaron muy contentos y agradecidos por la visita, deseando en un futuro acometer un nuevo proyecto Passivhaus.

Desde PEP les damos las gracias a todos ellos por su colaboración.