Según las estadísticas de PEP, Navarra, País Vasco y Aragón son las comunidades españolas en las que más se ha apostado por la rehabilitación o la construcción de edificios bajo estándar Passivhaus para garantizar la edificación de consumo casi nulo en su entorno urbano y, especialmente, por lo que se refiere a los edificios de uso público. Si bien en estas 3 comunidades se encuentran la mayoría de los edificios certificados, el resto de comunidades avanzan a muy buen ritmo. En la actualidad en España hay más de 77 edificios certificados (aproximadamente 81.000 m2 ) y unos 231.000m2 de proyectos Passivhaus con compromiso de certificación.