Uno de los objetivos prioritarios de la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) es lograr que se modifique la actual definición de ECCN realizada por el Gobierno Central y que ésta se aproxime lo más posible a los estrictos límites que establece el estándar Passivhaus, uno de los más completos y exigentes del mundo en edificación energéticamente eficiente.
La reducción de consumo de un edificio certificado Passivhaus frente a lo que marca el CTE se acerca al 85%. Este dato podría ser cercano al 92,5% en caso de rehabilitación del parque edificatorio existente en España, donde podemos partir de valores iniciales de consumo entre 150 y 200 kWh por metro cuadrado al año.